Las propiedades del HPL lo convierten en un material único para revestir muros de quirófanos, salas de cirugía, laboratorios clínicos o farmacéuticos.